Protocolo de Recuperación Acelerada tras plastia LCA (ligamento rodilla)

protocolo-rehabilitacion-rotura-ligamento 3

Lesiones de ligamento de rodilla (LCA)

¿Qué es el LCA?

Es un ligamento que se encuentra en el interior de la articulación rodilla, dispuesto de forma cruzada sobre otro similar en la parte posterior y que confiere estabilidad anterior y rotatoria a la rodilla.

Es un ligamento incapaz de cicatrizar cuando su rotura es completa por lo que su tendencia es a desaparecer tras su lesión.

¿Por qué debe operarse si se rompe el ligamento cruzado?

Es una lesión muy frecuente en el ámbito deportivo y también laboral. Las rodillas con un ligamento cruzado deficiente evolucionan desarrollando signos degenerativos (artrosis) de forma más temprana. El 80% de los pacientes no operados presentarán lesiones de cartílago y/o meniscales tras 15 años.

¿Cuándo debe operarse si se rompe el ligamento cruzado?

En cuanto desaparezca el edema y se consiga rango completo de movilidad.

¿En qué consiste la cirugía del ligamento cruzado?

En la sustitución de los restos del ligamento roto por un injerto (que denominamos plastia) tomado de la misma rodilla del paciente.

¿Con qué técnica/s?

Utilizamos una técnica artroscópica con injerto del propio paciente en lesiones aisladas o de banco de cadáver en reconstrucciones multiligamentosas.

Tipos de injertos:

  • Hueso-tendón-hueso: de tendón rotuliano.
  • Tetrafascicular: de isquiotibiales.

La elección de uno u otro dependerá de las necesidades y características de cada paciente.

  • Realización de túneles óseos: Realizamos túneles anatómicos en tibia y fémur. Su idoneidad es el factor que más influye en los resultados.
  • Fijación de la plastia en los túneles: Con materiales generalmente reabsorbibles o que no necesitan extracción posterior (endo-button, tornillos).
  • Reparación de lesiones intra o extra articulares asociadas: Reparación meniscal con sutura si es posible o reparación de ligamentos laterales dañados.

Estas técnicas asociadas pueden modificar el protocolo de recuperación más adelante expuesto sobre todo durante sus fases iniciales.

¿Cuanto tiempo me quedaré en el Hospital?

24 Horas. Tras retirar el drenaje y el vendaje es dado de alta con dos muletas y una ortesis de rodilla.

PROTOCOLO DE REHABILITACIÓN ACELERADA DE UNA CIRUGÍA DE LIGAMENTO CRUZADO

La clínica de medicina deportiva ICONICA SPORT utiliza el protocolo de rehabilitación acelerada.

Objetivos

  • Control del dolor, derrame y edema.
  • Movilización y carga precoz de la extremidad.
  • Recuperación del Rango de Movilidad Articular (ROM), fuerza y propiocepción cumpliendo dos preceptos fundamentales: protección de la plastia y minimizar las complicaciones.

Fases de la REHABILITACIÓN ACELERADA

1. PREOPERATORIA

  • Disminuir el edema/derrame/dolor.
  • Recuperar el Rango de Movilidad Articular.
  • Potenciar cuádriceps e isquiotibiales.
  • Preparación para el proceso post-operatorio.

2. POSTOPERATORIA

I. FASE I: (0-2 SEMANAS).

Se inicia antes del alta hospitalaria:

  1. Extensión completa precoz evitando extensión activa entre 0 y 60º para limitar tensiones en la plastia.
  2. Carga precoz con ayuda de 2 muletas.
  3. Iniciará ejercicios de flexión activa hasta 90º.
  4. Movilización activa de tobillo en flexo-extensión para mejorar bombeo de la sangre.
Tras alta:
  1.  ORTESIS Y MULETAS.
  2. Carga precoz: bipedestación en 24h y deambulación en 48h.
  3. Control del dolor e inflamación: AINES, crioterapia, TENS.
  4. Rango de Movilidad Articular: activo y activo asistido de 0º a 90º.
  5. Movilización patelar y de cicatriz.
  6. Potenciación de cuádriceps.
  7. PROPIOCEPCIÓN: se inicia de forma precoz en la 1ª semana aprovechando el inicio del apoyo.

protocolo-rehabilitacion-rotura-ligamento

FASE II (3-8 SEMANAS):

  1. RETIRAMOS ORTESIS Y MULETAS.
  2. Trabajo de CORE.
  3. Ejercicios en cadena cinética cerrada (bici).
  4. En cadena abierta: para cuádriceps restringiremos en los últimos 30-40º de extensión las primeras 6 semanas.
  5. Movilización de la patela y continuamos ganando flexión.
  6. Iniciar deambulación en cinta o alter -G.
  7. PROPIOCEPCIÓN: apoyo unipodal y bipodal en plano inestable.
  8. AL FINAL DE ESTA FASE PODRÁ CONDUCIR.

protocolo-rehabilitacion-rotura-ligamento-cruzado

FASE III (8-12 SEMANA):

  1. Rango de Movilidad Articular activos en flexión y extensión sin apoyo de la sana.
  2. Movilización patelar.
  3. Potenciación muscular.
  4. Trabajo de CORE.
  5. Inicia trote en cinta Alter-G.

alter-g-iconica-sports

FASE IV (DESPUÉS DE 12 SEMANAS):

  1. Rango de Movilidad Articular sin restricciones.
  2. Potenciación muscular en cadena abierta.
  3. Progresión en ejercicios de agilidad: cambios de ritmo y dirección, carreras laterales, saltos.
  4. Se puede reincorporar al CICLISMO Y NATACIÓN.
  5. Inicio progresivo del entrenamiento específico para su actividad deportiva previa.

FASE V (5 A 6 MESES).

Retorno a su actividad deportiva si:

  • ROM completo.
  • Rodilla estable.
  • Se ha completado el programa de agilidad y entrenamiento y se ha conseguido una fuerza del 85-90% de cuádriceps e isquiotibiales respecto a la contralateral.

Consideraciones generales del protocolo de recuparación acelerada

  • 15-20 minutos de hielo tras ejercicio en todas las fases.
  • Analgesia post sesión cuando sea necesaria.
  • El paso de una fase a otra dependerá de la progresión del paciente y estará marcada por el traumatólogo y el fisioterapeuta.

2 pensamientos en “Protocolo de Recuperación Acelerada tras plastia LCA (ligamento rodilla)”

  1. Hola. Quiero hacer una consulta. Me operaron de ligamentos cruzados y meñiscos el 19/11/16. Por supuesto dobló la pierna al 100%pero me sigue doliendo bastante y me cuesta bajar escaleras normalmente. En la resonancia de hace 1 mes me dice que hay edema. Y un quiste parameniscal. Que tengo que hacer para solucionar esto.

    1. Hola,
      El edema podría ser normal tras la cirugía, pero habría que explorar la rodilla y valorar si ese quiste parameniscal puede ser el causante de los síntomas. Si es en menisco externo podría encajar en lo que comentas de los problemas para bajar escaleras.
      Tampoco comentas si el injerto lo han tomado del tendón rotuliano, cuadricipital o isquiotibiales, según su procedencia también podría influir en los síntomas que relatas.
      Un saludo,
      Dra. Dominguez Rios
      Especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =